La Lectio Divina

La lectio consiste en todo un camino metódico interpretativo para poder sacar de un texto bíblico todas sus significaciones para la vida y la existencia: lectura > meditación > oración > contemplación y acción.

 

1. LECTURA

Cada lectio aborda un núcleo temático (Creación, Juan el Bautista, las Tentaciones, Parábolas) suscitado por pasaje bíblico concreto y significativo. Dicho pasaje bíblico central se enriquece con paralelos bíblicos que despierta este mismo texto base de la lectio. Un teólogo va presentando la lectio y desmenuzando paso a paso la interpretación del texto, a la vez que analiza los valores y contravalores del pasaje. Todo ello presentado en un formato vídeo, y echando mano constantemente del excepcional material gráfico de los eBooks.

2. MEDITACIÓN

La interpretación y análisis conseguido en la primera fase de lectura se encarrila ahora en la meditación. Meditar un texto supone comprender y esforzarnos interiormente en saber qué es lo que Dios nos ha querido decir al corazón en el texto leído. Se trata de escuchar a Dios en lo profundo del interior del lector. Es todo un ejercicio de escucha de la palabra profunda de Dios que nos habla por medio del texto bíblico. Planteamos, para enriquecer esta escucha, una serie de interrogantes que ayudan a valorar esta Palabra de Dios y a analizar estas reflexiones personales en el actuar cotidiano.

3. ORACIÓN

La meditación profunda y personal del texto nos permite escuchar la Palabra de Dios, para al final conducirnos en esta fase a responder a esa Palabra mediante la Oración o el habla con Dios. Esto se desarrolla mediante la entonación de un salmo en consonancia con el texto base.

4. CONTEMPLACIÓN Y ACCIÓN

La oración nos pone delante del momento de saborear y degustar loa realidad profunda del mensaje bíblico que se ha leído. El lector, entonces, se siente tocado por esta Palabra de tal modo su mensaje le lleva a aplicarlo a la vida, es decir, actuar en su vida para transformar el mundo en la medida de sus posibilidades.

<<atrás